jueves, 24 de mayo de 2012

SINDROME DE PREDISLOCACION (parte 1): CLINICA, CLASIFICACION Y TEST CLINICOS.

El Sindrome de Predislocación (SDPD) es una patología muy común en consulta, se ha escrito y publicado últimamente mucho sobre este síndrome y para no hacer una entrada demasiado cargada de información y que se haga soporífera, voy a realizar dos entradas sobre el tema. La primera sobre la clínica, clasificación y test clínicos, y la segunda sobre la etiología y tratamiento.
Esta patología, se describe como un proceso de subluxación progresivo y doloroso de las articulaciones metatarsofalángicas menores, siendo más común en el segundo metatarsiano, que ocurre como resultado del debilitamiento de las estructuras periarticulares que estabilizan las articulaciones metatarsofalangicas, especialmente el planto glenoideo.

Los primeros en acuñar el nombre de síndrome de predislocación, como un síndrome tal, fueron Yu y Judge en el año 2002, Yu, G.V.; Judege, M.S.; Hudson, J.R.; Seidelmann, F.E. Predislocation Syndrome.Progressive Subluxation/Dislocation of the Lesser Metatarsophalangeal Joint. J Am Podiatr Med Assoc 92(4): 182-199, 2002 para referirse al proceso de inflamación aguda, subaguda o crónica de las articulaciones metatarsofalangicas menores.

Este síndrome también se denomina y lo podemos encontrar en la bibliografía como:

- Dislocación crónica de la articulación de los metatarsianos menores.

- Síndrome del dedo flotante.

- Síndrome de inestabilidad de la articulación metatarsofalángica menor.

- Dislocación/subluxación de la articulación metatarsofalángica del segundo dedo.

- Inestabilidad de la segunda articulación metatarsofalángica.

En sus estadios iniciales, el síndrome de predislocación puede describirse como un proceso de sinovitis o capsulitas monoarticular. La inflamación articular persistente en el tiempo puede resultar en una elongación y/o atenuación de pérdida de unión de las estructuras capsulares, ligamentos colaterales y plato glenoideo. La perdida de función de uno o varios de estos elementos periarticulares precipita la deformidad digital del dedo.

El proceso de subluxación/dislocación puede ser progresivamente lento o rápido. Asimismo, puede producirse una desviación medial o menos comúnmente, lateral de los dedos que acompaña a una migración dorsal de la falange proximal. Puede encontrarse un dedo en martillo asociado con el desorden, pero habitualmente no es un componente prematuro o significativo.



CLASIFICACION

Como clasificación clínica podemos englobar la evolución en tres estadios, que se correlacionan los signos y síntomas con el grado de alteración patológica, los cuales fueron descritos por Yu y Judge. Para resumirlo y tener una mejor compresión, en la siguiente tabla, la cual la he sacado y ligeramente modificado del artículo: (Pascual Gutiérrez R, Arnao Rodríguez MC, Chinchilla Villaescusa P, López Ros P, García Campos J. Criterios de selección del tratamiento del síndrome de predislocación. Rehabilitación (Madrid).2010; 44(4):364–370), ya que me ha gustado mucho y viene muy bien explicado.



A continuación, os pongo una serie de imágenes de los distintos estadios del Sindrome de predislocacion del compañero Dionisio Martos, para ser más concretos de este artículo: Martos Medina, D. Síndrome de predislocación del plato flexor en los metatarsianos menores. Revista Española de Podología 2004; XV (6): 282-288.
  
ESTADIO I
ESTADIO II
ESTADIO III


TEST CLINICOS

Como principales pruebas clínicas para realizar el diagnostico y valorar el grado de evolución del SDPD, tenemos principalmente el test de Lachman y el test de Kellikian.

El test de Lachman o prueba de estrés vertical, se realiza inmovilizando la cabeza metatarsal con la mano pasiva y con la otra mano, la activa, se sujeta la fase de la falange proximal y se intenta elevar sobre la cabeza metatarsal. Si existe un desplazamiento igual o superior a 2mm, se considera esta prueba positiva y esto sugiere que puede existir una rotura del plato plantar o plato glenoideo. Este test sirve para valorar el grado de subluxación o luxación de la articulación metatarsofalángica, la estabilidad de la misma y como se ha comentado, el estado de la placa plantar.


TEST DE LACHMAN

En el test de Kellikian, o también denominado mecanismo de Windlass invertido, se realiza un movimiento en flexión dorsal en la zona retrocapital de los metatarsianos centrales simulando la carga. Si al realizar este movimiento, los dedos se estiran y se corrige la garra digital, significa que la garra digital es flexible y reductible, por tanto el test sería negativo. En cambio, si al realizarlo los dedos no se estiran y no se corrige la garra digital, este test sera positivo.


La extensión de los dedos se produce porque al realizar este movimiento en la zona retrocapital, se produce una tensión de la fascia plantar la cual se inserta en su parte más distal en la placa plantar.

Este test también se utiliza en la cirugía de los radios medios, el cual se realiza intraoperatorio, para valorar si la técnica quirúrgica realizada corrige la deformidad digital, y en caso de dar negativo el test, poder realizar otras técnicas adicionales para terminar de corregir la deformidad.

Para finalizar y como resumen de los test clínicos que he comentado y que son los que yo suelo realizar en consulta, os pongo dos pequeños videos.

En el primero, realizo a una paciente: la palpación de puntos dolorosos de la placa plantar o plato glenoideo, el test de Lachman y la palpación de de puntos dolorosos de la parte dorsal de la articulación metatarsofalángica, por este orden.


video


Y en el segundo, realizo: El test de Kellikian y valoración la movilidad, flexibilidad y reductibilidad de la garra digital del dedo.


video


Espero que terminéis bien la semana y que os haya resultado grafica esta entrada. Continuaremos hablando del SDPD en la siguiente la próxima semana.


viernes, 4 de mayo de 2012

AÑADIDO ESTABILIZADOR 1º RADIO. INFORMACION JORNADAS MONOGRAFICAS. PUBLICACION EN EL BLOG

Una de las pegas que tiene el polipropileno, es que una vez termoconformado, no tiene margen de corrección, es decir ni podemos aumentar el ALI, estabilizar la zona retrocapital, ni nada por el estilo, al contrario que la resina, que con calor podemos corregirla las veces que necesitemos.


Por eso, cuando tenemos un paciente con un Metatarsus Primus Elevatus o primer radio en flexión dorsal, o que a la hora de pulir la zona retrocapital del primer metatarsiano nos pasemos un poco, nos puede ocurrir que el polipropileno en esta zona no contacte con el suelo. (Imagen 1). Esto suele ser uno de los fallos más comunes que nos puede dar el polipropileno a la hora de trabajarlo, por lo antes comentado, y nos llega a producir una plantilla inestable a nivel del primer radio y por tanto de todo el antepié.

Ya que este material no se puede rectificar, una forma de solucionar este problema, es añadiendo una pieza de EVA de alta densidad en la zona retrocapital del primer metatarsiano, dándole de esta forma apoyo y estabilidad al mismo.


El proceso paso a paso sería el siguiente:

IMAGEN 1: Se aprecia como la zona del primer metartarsiano
no contacta con el suelo

Se coloca en la zona retrocapital del 1º metarsiano un trozo de EVA
de alta densidad y de grosor dependiendo de los milimetros que falten
para contactar con el suelo. En este caso es de 5 mm


La pieza coloca en el primer radio sin pulir



Vision plantar de la pieza lijada y pulida muriendo a 0º en la zona
mas distal


Vision lateral de la pieza lijada y pulida muriendo a 0º en la zona
mas distal. De esta forma ya apoya el 1º radio en el suelo.



Cambiando de tema, dentro de unas semanas, se va a celebrar en Sevilla, la Jornada monográfica. El pie en los deportes de impacto organizada por la  Asociación Española de Podología Deportiva http://www.aepode.org/ y la Sociedad Española de Biomecánica y Ortopodologia http://www.sebior.org/. Por lo tanto, os dejo información por si alguien está interesado en asistir.


Para concluir, dado la nula participación que ha habido, voy a quitar el apartado de publicación en el blog. Este lo puse para fomentar vuestra participación, compartir nuestros conocimientos entre todos y así, de esta forma aprender más los unos de los otros, que es por lo que hice el blog. Esto no lo comento cabreado, ni enfadado, ni mucho menos, pero para que negarlo, un poco defraudado. No esperaba recibir un aluvión de correos para publicar entradas pero tenía la ilusión de por lo menos colgar una…..otra vez será.


Bueno chicos y chicas, un saludo y hasta la próxima entrada.